Historia

 
Berriz ha sido cuna de hombres ilustres que se distinguieron en tiempos pasados, unos por sus altos cargos en la iglesia, otros en el campo del arte y de las ciencias e incluso en el de las armas. Entre ellos el mencionado Otxoa López de Berriz, Juan Bautista de Zuaza y Gomendio (1633-1679), Catedrático de Cánones en la Universidad de Salamanca, Juan Bautista Iturriozaga y Asategui, asistente del rey Felipe V, Pedro Bernardo de Villarreal de Berriz y Sáez de Andicona. Monseñor Juan Vicente de Cengotitabengoa y Ariño, ocupó la sede obispal de San Juan de Puerto Rico y D. Martín de Uribe y Abedibar de Mallagaray. D. Juan Ramón de Iturriza y Gárate-Zabala, nacido en 1741, escribió varios diccionarios, el Manual del Cristiano, y una colección de 12 volúmenes que tituló "Antigüedades de Bizkaia", de las que se sirvió para escribir posteriormente el "Historia de Bizkaia". Bernardo Gabiola y Lazpita, nació en la casa denominada "Karteruena", del barrio San Lorenzo de Berriz, en 1880. Criado en un intenso ambiente musical, Bernardo llegó a obtener la cátedra de Órgano del Real Conservatorio de Música de Madrid. Fue un gran concertista y maestro. En 1941 fue nombrado hijo predilecto de Berriz y más tarde se le dio su nombre a una calle. Por último citaremos a la Madre Margarita de Maturana, que pese a nacer en Bilbao en 1884, vino a Berriz siendo niña, donde realiza sus actividades. Dio a conocer el nombre del pueblo e inculcó el espíritu misionero de Berriz por todo el mundo, fue fundadora de las Madres Mercedarias Misioneras de Berriz y murió en 1934.