Turismo

 
Mención especial merece este santuario por haber sido desde la antigüedad un lugar venerado. La actual Iglesia de Santa María de Andikoa data del año 1560, de estilo ojival decadente y con un coro similar al de la parroquia de San Juan Evangelista de Berriz. Destaca su retablo dorado y de estilo barroco que ostenta una imagen de Andra Mari que data del siglo XV. Dos son las fiestas que se celebran en este Santuario, la Purificación de Nuestra Señora, el día 2 de febrero, y la Ascensión del Señor a los cielos.